La mejor forma de prevenir que una enfermedad de un pequeño empeore es conocer cuáles son las características de las enfermedades, ello también le permitirá a los padres poder mantener el control cuando la salud de alguno de sus hijos se vea afectada.

Escarlatina: Se transmite por vía respiratoria, se presenta con mayor frecuencia entre niños de 2 a 10 años. Sus síntomas más comunes son: escalofríos, piel caliente, temperatura y pulso alto. Este estado se prolonga por espacio de uno o dos días, cuando al fin se produce la erupción.

Cólera: El cólera es una enfermedad bacteriológica, su transmisión en vía oral al ingerir alimentos o líquidos contaminados, como frutas, verduras, pescados o agua. Una mala higiene personal puede facilitar la aparición del cólera. Los síntomas más comunes son: vómito, diarrea, fiebre, dolores abdominales y deshidratación.

Tifoidea: Es una enfermedad que afecta al sistema linfático, comienza con malestar, dolor de cabeza, anorexia y estreñimiento y en algunos casos diarrea. Sus síntomas más frecuentes son: náusea, vómito, dolores abdominales, bronquits y neumonía.

Influenza: Es una enfermedad viral altamente contagiosa. Sus síntomas incluyen: fiebre, escalofríos, dolores de espalda y miembros, agotamiento, resfrío, bronquitis y dolor de garganta.
Otitis: Es una inflamación del oído medio muy frecuente durante la infancia, principalmente en los niños menores de 3 años. La infección del oído produce un cúmulo de pus y fluidos, que presiona sobre el tímpano ocasionando dolor y pérdida de audición.

Sarampión: Es una enfermedad viral que se adquiere o contagia por vía conjuntival, de persona a persona, principalmente cuando el enfermo tose, habla o estornuda. La cara, el tronco y los miembros del niño se cubren de pequeñas manchas rojizas sobreelevadas, que desaparecen al cabo de 7 días. Los síntomas son: fiebre elevada, tos y sensibilidad a la luz, dolor muscular.

Hepatitis tipo A: Se contagia por vía fecal u oral o por algún contacto con productos sanguíneos, agua o alimentos contaminados. Es una enfermedad viral que se encuentra en las heces de las personas infectadas. Sus síntomas más comunes son: fiebre, fatiga, inapetencia, náuseas, dolor de estómago, orina de color oscuro, color amarillento de la piel y en el blanco del ojo.

Hepatitis tipo B: La hepatitis B también es viral y se transmite por transfusión de sangre o productos sanguíneos, inoculación de drogas, alguna diseminación de líquidos orgánicos de personas infectadas.